Las 10 mejores formas de trabajar desde casa en 2024 - Una Vida Online

¿Cómo trabajar desde casa? Todo lo que debes saber

Pau Forner Navarro

Escrito por Pau Forner, autor y emprendedor digital

Última actualización 20 abril, 2024

Cómo trabajar desde casa

Poder trabajar desde casa es un sueño para millones de personas. Ya sea por cuenta ajena o propia, la libertad de poder elegir tus horarios y compatibilizar tu vida profesional con la familiar o personal no tiene precio.

Llevo más de 10 años años trabajando en remoto, primero como empleado y luego emprendiendo mis propios proyectos, y gracias a avances tecnológicos como aplicaciones de videoconferencia, almacenamiento en la nube o herramientas de gestión de proyectos hoy me resulta más fácil que nunca generar ingresos desde mi casa.

En este artículo voy a darte varias ideas para que tú también consigas un sueldo desde la comodidad de tu hogar, por tu cuenta o trabajando para otros, con un listado de los mejores empleos desde casa por su demanda o potencial económico y portales para encontrar ofertas de trabajo en remoto.

Aquí tienes los mejores empleos para trabajar desde casa:

Tipos de trabajo desde casa

Antes de empezar, aclaremos qué tipos de trabajo desde casa existen: aquellos en que estás empleado por cuenta ajena, o por cuenta propia.

A. Por cuenta ajena

La realidad es dura en este caso, porque pocas empresas en países de habla hispana ofrecen teletrabajo. Según datos del Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad, solo el 6,4% de los empleados por cuenta ajena en España trabaja más de la mitad de los días laborables desde casa.

Los pocos empleos que lo permiten suelen estar relacionados con la atención al cliente o ventas, como por ejemplo teleoperador o agente comercial. También es posible encontrar empleos de redacción y auditoría de contenidos —aunque son infrecuentes y normalmente a tiempo parcial.

En Estados Unidos, donde el 35% de los empleados disfruta de teletrabajo, existen rankings de las mejores compañías con trabajos remotos. En muchos otros países todavía no hay este tipo de informes, pero es buena idea fijarte en el ranking norteamericano para comprobar qué empresas también están presentes en tu país.

Seguramente la filosofía de trabajo sea similar, y así te aseguras que estás enviando tu currículum a una compañía que te dará facilidades.

Ventajas de trabajar por cuenta ajena
  • Tendrás una nómina estable
  • Disfrutarás de vacaciones pagadas
  • Prestación por desempleo
  • Cotizarás más a la Seguridad Social que si fueras autónomo
Desventajas de trabajar por cuenta ajena
  • Deberás estar 100% disponible durante un horario fijo
  • Dificultad para crecer profesionalmente: no estar “visible” jugará en tu contra cuando haya promociones

B. Por cuenta propia

El camino más fácil para trabajar desde casa es hacerlo como freelance (autónomo).

Las nuevas tecnologías han creado modelos de negocio emergentes, y los autónomos suelen ser los primeros en subirse a estas nuevas oportunidades. A muchas empresas también les viene bien externalizar estas nuevas funciones para no tener que incurrir en costes de contratación o alquiler de espacios.

Además, el proceso para hacerse autónomo en España se ha simplificado y abaratado, por lo que es la primera opción de muchos profesionales que quieren trabajar en remoto.

Ventajas de trabajar por cuenta propia
  • Libertad de horarios y geográfica
  • Conciliación: puedes ocuparte de los niños o tomarte tomarte el día libre cuando lo necesites
  • Mayor realización personal
  • Posibilidad de generar más ingresos
Desventajas de trabajar por cuenta propia
  • Poca seguridad económica
  • Sin prestación por desempleo, bajas por enfermedad y cotizaciones
  • Más sensación de soledad: no tener contacto con otros compañeros puede ser duro
Haz el test para descubrir tu sistema para generar ingresos desde casa

Si estás totalmente perdido, te recomiendo este test rápido para encontrar tu sistema ideal para generar ingresos desde casa según tus preferencias y capacidades.

Los 10 mejores empleos desde casa

A continuación te muestro los mejores trabajos desde casa de la actualidad analizados según su demanda, potencial económico y viabilidad.

1. Asistente virtual

Una de las nuevas profesiones más demandadas con el auge de Internet es la de asistente virtual. En la inmensa mayoría de casos empiezan como autónomos, aunque cada vez se dan más casos de contrataciones indefinidas, especialmente por parte de pequeños emprendedores.

Workana Asistente Virtual

Las funciones del asistente virtual consisten en dar soporte a distancia a blogueros, youtubers, emprendedores digitales o empresas en tareas relativamente sencillas o mecánicas, por lo que no es un perfil que requiera grandes habilidades técnicas.

Estas son algunas de las tareas habituales de un asistente virtual:

  • Gestión del correo electrónico
  • Manejo de las redes sociales
  • Gestión de la facturación
  • Redacción de newsletters y posts de blog
  • Edición de vídeo y/o de podcast
  • Organización de eventos
¿Para quién es el trabajo de asistente virtual?

Para gente organizada y proactiva, con capacidad para gestionar varias tareas a la vez.

¿Qué necesitas para ser asistente virtual?

Además de una excelente capacidad organizativa y un nivel mínimo de inglés, necesitarás tener conocimientos básicos de programas ofimáticos (Word, Excel, Powerpoint), así como de herramientas de gestión de equipos (Trello, Slack).

En muchos casos también es aconsejable conocer el manejo de las principales redes sociales (Facebook, Instagram, Linkedin) y tener nociones de edición de vídeo y blogging (WordPress), ya que es un perfil muy demandado tanto por youtubers como blogueros.

¿Cómo conseguir trabajo de asistente virtual?

Lo vía más fácil para iniciarte como asistente virtual es como autónomo, buscando clientes particulares:

  • Contacta directamente con emprendedores, blogueros o pequeñas empresas y presenta tus servicios. Es buena idea aportar una demostración de tus habilidades, por ejemplo enviando un video maquetado o mostrando alguna campaña de redes sociales.
  • Permanece atento a las solicitudes de asistente virtual que suelen realizar los blogueros más populares a sus suscriptores.
¿Cuánto cobra un asistente virtual?

Los honorarios de un asistente virtual pueden ir de los 10 hasta los 30 euros por hora trabajada, aunque algunos asistentes con mucha experiencia pueden llegar a cobrar más.

2. Redactor digital

Toda empresa que se precie debe tener presencia en Internet, y para ello necesita contenidos. Ya sean los textos de la página web, los del blog o las publicaciones en redes sociales, escribir para Internet es una salida laboral en auge.

Aunque muchos redactores profesionales son autónomos, cada vez más entran en plantilla de empresas de marketing online, por lo que es una profesión que también puede ofrecer cierta estabilidad.

¿Para quién es el trabajo de redactor digital?

Para gente que se sienta cómoda escribiendo, con un buen nivel de cultura general y busque un trabajo con cierta creatividad.

¿Qué necesitas para ser redactor digital?

Lo fundamental es escribir bien. Parece una obviedad, pero todavía se ven muchos textos por Internet con faltas de ortografía o problemas de estructura. Además es recomendable:

  • Aprender algo de SEO. Sobre todo si te centras en redacción para blogs, porque el objetivo de estos posts suele ser posicionarse en Google y atraer tráfico orgánico.
  • Especializarte. Aunque ser redactor generalista no es malo, si te centras en un tema o sector determinado es mucho más sencillo que te hagas un hueco en el mercado.
  • Ser original. La mejor forma de acabar con tu carrera de redactor es que te cacen plagiando un texto.

El siguiente paso que dan muchos redactores es hacerse copywriter.

El copywriting consiste en escribir para vender. Para eso necesitas ciertos conocimientos de marketing y manejar técnicas de escritura persuasiva.

Ser copywriter te permite subir notablemente tus tarifas y salir de sectores tradicionalmente mal pagados como la redacción SEO o las redes sociales. Además, te abre todo un campo de posibilidades laborales: textos para webs o páginas de venta, anuncios, email marketing, guiones de vídeo, ecommerce, etc.

Para ello, ya existen cursos especializados de copywriter que te dan las bases para empezar tu carrera.

¿Cómo conseguir trabajo de redactor?

Puedes unirte a plataformas como Lowpost o Workana. Son una buena opción para empezar, pero ten en cuenta que los precios que se manejan ahí son bajos. Lo ideal es que empieces y vayas creando una cartera de clientes propios y un portfolio que te permita subir tarifas.

¿Cuánto cobra un redactor digital?

En general, las tarifas de un redactor suelen situarse entre los 3 y 10 euros por cada 100 palabras, por lo que un artículo de 2.000 palabras puede pagarse a más de 100 euros.

El copywriting, en cambio, se cobra por pieza y no por palabras. Por ejemplo, una página de ventas puede costar entre 200 y 500 € (o más).

A medida que vayas cogiendo experiencia, es posible que el dinero deje de ser un problema (un copywriter puede facturar tranquilamente más de 2.000 € al mes) y tu mayor preocupación pase a ser el tiempo, que al ser limitado te impide aceptar más trabajos.

3. Marketer de afiliación

Este es el sistema con el que empecé a ganar mis primeros euros desde casa, y que actualmente me proporciona un sueldo pasivo de varios miles de euros al mes.

¿Lo mejor? La inversión es prácticamente nula, su potencial de ingresos es altísimo y apenas requiere conocimientos.

A grandes rasgos, el marketing de afiliación consiste en crear una web donde publicarás tu opinión sobre ciertos productos. En esos análisis pondrás enlaces hacia tiendas online que vendan el producto, y si el lector compra, esa tienda te dará una comisión por haberle referido un cliente.

El primer paso es llegar a un acuerdo con esos ecommerce. Afortunadamente, existen plataformas de afiliación donde solo tienes que darte de alta para participar en ese acuerdo. La más conocida es la de la propia Amazon.

Amazon afiliados

Si, por ejemplo, eres un apasionado del running, podrías crear una página web donde publicarías tus análisis y recomendaciones de distintas zapatillas para correr, y en cada una pondrías un enlace hacia una tienda online de zapatillas.

Para que te hagas una idea, esto es un enlace de afiliado. Te envía a Amazon, y si compras algo yo me llevo una comisión.

La gente encontraría tu web en Google cuando buscase opiniones o recomendaciones de zapatillas para correr. Leerían tu artículo, harían clic en tus enlaces de afiliado y tú te llevarías un porcentaje en caso de que terminasen comprando alguna.

Así, desde la comodidad de tu casa, tu trabajo consistiría en escribir y publicar recomendaciones en tu web. Una vez que tuviera visitas se convertiría en una fuente de dinero.

 ¿Para quién es el marketing de afiliación?

Para personas que no quieren tener jefes ni clientes, sino sus propios proyectos online que generen ingresos pasivos.

 ¿Qué necesitas para ser un marketer de afiliación?

En realidad, solo necesitas un ordenador y conexión a Internet. No te hace falta ningún conocimiento técnico, porque hoy en día te puedes crear una web o un blog en 15 minutos con herramientas online como WordPress.

Lo más importante es documentarte antes de analizar los productos, ser buen redactor y tener paciencia, ya que las nuevas webs no suelen empezar a recibir tráfico hasta los cuatro o cinco meses. Por eso lo ideal es empezar tus webs de afiliación como proyectos secundarios mientras sigues trabajando por cuenta ajena.

  ¿Cuánto puede ganar un marketer de afiliación?

Los ingresos de este sistema dependerán del mercado que hayas elegido (cuanto más se vendan por Internet esos productos, mejor), pero también del tiempo que inviertas.

En mi caso, esto es lo que generaron dos de mis webs de afiliación durante el mes de julio:

  • Esta es la web más veterana (le tengo mucho cariño), en el sector de tecnología:

Ingresos con web afiliación

  • Y esta no tiene ni un año de antigüedad, pero ya ronda los 3.000 euros mensuales:

Ingresos web afiliación

Si añado el resto de mis webs, la cifra supera los 7.000 euros mensuales. Y nuevos proyectos como noseastonto.club también empiezan a dar sus primeros frutos.

Si buscas un tutorial para aprender a ganar dinero desde casa con Amazon Afiliados, haz clic aquí.

4. Convertirte en bloguero

Crear un blog y ganar dinero con él es otra excelente opción de trabajar por cuenta propia desde casa.

Eso sí: el éxito no te vendrá de la noche a la mañana. Hay que trabajar duro y dedicarle tiempo, pero sé por experiencia que la recompensa merece la pena.

La idea es sencilla: creas un blog sobre una temática concreta, te posicionas como un experto en ella, y empiezas a vender servicios online, como consultorías por Skype o tu propio videocurso digital. Así terminas convirtiendo tu blog en un negocio online que genera ingresos mes a mes.

Puede parecer difícil, pero es mucho más sencillo de lo que crees. El secreto está en elegir una temática que te guste y donde haya más gente interesada, y entonces publicar contenidos en tu blog para construirte una reputación.

blog
Este es uno de mis blogs sobre inteligencia social.

Esto es exactamente lo que hice en mi blog habilidadsocial.com. Como me apasiona la psicología social, hace unos años empecé un blog donde publicaba artículos con consejos prácticos para personas que quieren mejorar sus relaciones sociales.

Los primeros meses apenas tuve lectores, pero poco a poco fue haciéndose popular. Hoy en día lo monetizo con un videocurso online que me genera en promedio más de 3.000 euros mensuales, pero también he ofrecido consultoría por videoconferencia o email.

Ingresos mensuales blog

Ganar un sueldo con este sistema no es rápido, ya que al principio deberás esforzarte en publicar buenos contenidos para que los lectores confíen en ti, pero a cambio estarás construyendo un proyecto online a largo plazo desde tu casa.

 ¿Para quién es el blogging?

Para personas que quieren crear su propio negocio online y tienen algo que enseñar.

 ¿Qué necesitas para ser bloguero?

Tan solo necesitas tener unos conocimientos que puedan ayudar a la gente de algún modo. Si es así, siempre habrá alguien dispuesto a pagar por ello.

Piensa que existen blogs de casi cualquier temática que puedas imaginar. Los hay sobre lectura rápida, Excel para estudiantes o incluso fitness para frikis.

Hoy en día los obstáculos no son técnicos (no hay que saber programar para crear un blog), sino mentales: mucha gente considera que no tiene nada que enseñar o le asusta exponerse en Internet. Si vences esas dudas, ya tienes gran parte del camino recorrido.

 ¿Cuánto puede ganar un bloguero?

Depende de muchísimas variables, como la temática que traten, su popularidad o el precio que le pongan a sus servicios online. Yo conozco blogueros que ganan 300 euros al mes y otros que generan 80.000.

Si tuviera que hacer una media, diría que lo más habitual en el sector está sobre los 1.500 euros mensuales. Pero insisto: depende muchísimo de cada caso.

Si quieres aprender a ganar dinero con un blog paso a paso, lee este artículo.

5. Traductor

En un mundo cada vez más globalizado, muchas empresas y emprendedores necesitan traductores que les permitan internacionalizarse y llegar a otros mercados.

Actualmente hay una gran demanda de traductores, pero la mayoría trabajan en casa de forma autónoma ya que puede ser complicado llegar a estar en plantilla de una empresa. Aún así, se suele pagar bien.

 ¿Para quién es el trabajo de traductor online?

Para personas bilingües o con conocimiento de varios idiomas, que se desenvuelvan bien con la expresión escrita y que disfruten trabajando sin demasiado contacto con los clientes.

 ¿Qué necesitas para ser traductor desde casa?
  • Dominar tu idioma. No es necesario que tengas una carrera universitaria como filología o traducción e interpretación, pero sí necesitas un conocimiento alto de tu idioma nativo. Vamos, escribir sin faltas de ortografía y esas cosas.
  • Dominar el idioma extranjero. Lo normal es que te pidan que seas nativo en uno de los dos idiomas a manejar. O que por lo menos seas bilingüe y hayas vivido un tiempo en el país de referencia. En ambos casos, tienes que manejar a la perfección las reglas gramaticales y contar con un vocabulario amplio.
  • Opcional: conocer un idioma que no sea mayoritario. No es obligatorio, pero te va a permitir diferenciarte. Traductores en inglés, alemán o francés hay muchos; pero no tantos de ruso, chino o árabe, lenguas en auge.
  ¿Cómo conseguir trabajo de traductor online?

Para arrancar con textos generalistas puedes empezar con plataformas como Gengo o Textmaster. Su gran ventaja es que puedes elegir qué trabajos realizas y organizarte los horarios, lo que te da una flexibilidad enorme para trabajar desde casa.

Sin embargo, para acceder a mejores honorarios lo ideal es que crees una web donde ofrezcas tus servicios para atraer clientes, decidiendo qué tipo de traductor quieres ser:

  • Traductor literario. La imagen del traductor literario es bohemia, pero probablemente sea la opción menos rentable (salvo que tengas un nombre y trabajes para grandes editoriales) junto a la de traductor de subtítulos.
  • Traductor técnico. Además de los textos más generalistas, hay determinados sectores que necesitan conocimientos especializados. Textos jurídicos, científicos o tecnológicos, por ejemplo. Aquí entran las traducciones juradas, que tienen validez legal y que requieren un título y pasar un examen oficial. Puede ser un trabajo algo repetitivo, pero al ser tan especializado las tarifas son bastante altas.
  • Traducción publicitaria: Para trasladar un mensaje de marketing de un país a otro no basta con conocer el idioma: necesitas comprender ambas culturas. De otro modo, pasan cosas como la del Mitsubishi Pajero en España (que al final cambiaron por Montero). Este tipo de traductores son muy cotizados, así que si te ves capacitado para ello, no lo dudes.
 ¿Cuánto cobra un traductor profesional?

Aunque las tarifas varían muchísimo según el tipo de texto y el idioma, el mínimo suele ser 5 euros por cada 100 palabras.

A modo de ejemplo, hace un tiempo Netflix abrió unas candidaturas para encontrar personas que tradujeran sus series online a través de su programa Hermes. Para la traducción del inglés al español castellano llegaron a pagar 12 dólares por minuto traducido, que no está nada mal.

Tarifas traducción Netflix

Y si hablamos de traducción publicitaria, los honorarios pueden ser todavía más altos.

6. Profesor de idiomas online

Los profesores online son un perfil cada vez más demandado tanto por empresas como por particulares, ya que permiten ahorrar tiempo y desplazamientos a sus alumnos, a la vez que proporcionan un seguimiento personalizado.

 ¿Para quién es el trabajo de profesor de idiomas online?

Para gente que quiera controlar sus horarios, nativa en un idioma mayoritario (inglés, español, etc), con conocimientos básicos de informática e interés por otras culturas.

¿Qué necesitas para enseñar idiomas online?

Tecnológicamente, no demasiado: un ordenador con conexión a Internet y una buena cámara web. Conocimientos básicos de herramientas para hacer videoconferencias como Skype o Zoom y un lugar tranquilo en casa donde poder dar las clases.

¡Ah! Y ten en cuenta que estarás trabajando con estudiantes en diferentes zonas horarias, por lo que algunas clases pueden ser de noche.

En cuanto a la capacitación, es mejor contar con algún título oficial que te acredite como profesor, aunque no es imprescindible. Si no lo tienes, empieza a conseguir alumnos que hablen bien de tus clases y que puedas mostrar como casos de éxito.

 ¿Cómo conseguir trabajo de profesor de idiomas desde casa?

La forma más sencilla es apuntarte en alguna plataforma online que ofrezca clases, tipo Verbling, Lingoda o Italki.

Aprender idiomas lingoda

A partir de ahí, es recomendable crear una página web o un blog para empezar a captar alumnos y ahorrarte la comisión de estas plataformas. En el caso del Español, existe mucha demanda de clases en Estados Unidos, Japón y Corea, por lo que tu web debería ir enfocada a ese público y estar escrita en su idioma.

También debes planificar tu modelo de negocio. La mayoría de clases se centran en practicar conversación, pero también hay quien ofrece cursos paso a paso con ejercicios o asesoría para organizar reuniones y conferencias.

 ¿Cuánto cobra un profesor de idiomas online?

Los honorarios dependen del idioma y del formato de la clase (si es grupal o individual). Ten en cuenta, además, que no es lo mismo una clase de conversación que una de gramática: calcula el tiempo que necesitas para prepararla, crear ejercicios y corregirlos después.

Como orientación, un profesor de inglés cobra entre 10 y 15 euros la hora.

7. Teleoperador en remoto

Esta es una de las profesiones de más crecimiento y con mayor demanda en la actualidad. Aunque tradicionalmente este trabajo se ha realizado desde un call center, muchas empresas buscan profesionales con buenas habilidades comunicativas e informáticas para dar soporte a los clientes o resolver sus dudas desde casa.

Suelen tratarse de posiciones a tiempo completo o tiempo parcial, y generalmente requieren una dedicación mínima de 4 horas al día.

 ¿Para quién es el trabajo de teleoperador desde casa?

Para personas con don de gentes y paciencia, así como unos mínimos conocimientos informáticos.

 ¿Qué necesitas para ser teleoperador?

A nivel de equipo, no hace falta más que un teléfono y un ordenador con conexión a Internet. Últimamente también se pide cada vez más soporte por chat o por WhatsApp.

Dependiendo del tipo de trabajo, lo más habitual es que la empresa te proporcione la formación para responder a las dudas y necesidades del cliente. Así, un teleoperador puede realizar varias funciones:

  • Venta telefónica
  • Atención al cliente: dudas, reclamaciones e incidencias
  • Soporte técnico
  • Apoyo puntual en campañas de venta, lanzamientos de productos, etc.
  ¿Cómo conseguir trabajo de teleoperador?

Normalmente las ofertas aparecen en portales de empleo no especializado tipo LinkedInInfojobs, así como en empresas de trabajo temporal. También grandes organizaciones como Amazon Jobs suelen tener abiertos puestos en remoto para su servicio de atención al cliente.

Nota: en Estados Unidos hay empresas especializadas en contratación de teleoperadores desde casa como Liveops o Arise, y a veces es posible encontrar demanda de profesionales hispanohablantes.

¿Cuánto cobra un teleoperador?

La diferencia la marcará tu categoría profesional y del puesto que desempeñes (cuanto más especializado, mayor sueldo), pero lo habitual es que ronde los 9-15 euros/hora.

8. Evaluador de buscadores

Los buscadores como Google o Bing usan algoritmos para ofrecer sus resultados de búsqueda, pero lo que poca gente sabe es que detrás suele haber un grupo de personas que validan que esos resultados sean los correctos.

¿Lo mejor de todo? Que la mayoría de estos evaluadores de calidad trabajan desde casa.

¿Para quién es el trabajo de evaluador de buscadores?

Para personas sin miedo a la tecnología, con cultura general y buenas dotes de investigación.

 ¿Qué necesitas para ser evaluador de buscadores?

Google hizo pública en 2015 la guía que entrega a sus evaluadores de calidad, y desde entonces ese documento se ha convertido en la biblia del sector. El documento se pone al día periódicamente (aquí tienes la guía más reciente) para reflejar los diferentes cambios y actualizaciones.

El trabajo consiste, básicamente, en revisar búsquedas reales de Google y comprobar que los resultados son óptimos. A partir de ahí el evaluador emite un informe —siguiendo las pautas de la guía— que se usará para implementar posibles mejoras.

  ¿Cómo conseguir trabajo de evaluador de buscadores?

El buscador más usado a nivel mundial es Google, y también es el mayor empleador de este sector. Periódicamente lanza ofertas, así que lo más fácil es consultar el buscador de empleo de Google para ver si hay alguna novedad.

Tampoco pierdas de vista empresas subsidiarias de Google, como Leapforce (ahora Appen) o LionBridge, y las ofertas de otros buscadores como Bing o Yahoo.

  ¿Cuánto cobra un evaluador de buscadores?

En promedio, un evaluador de buscadores puede cobrar entre 12 y 20 euros por hora.

9. Community Manager

El community management o gestión de las redes sociales es uno de los trabajos más demandados en marketing online. Pero hasta hace poco muchas empresas caían en el sobrinity manager, pensando que ellas mismas podían llevar la gestión y no necesitaban pagarle a un profesional.

Afortunadamente esta creencia ha cambiado, ya que llevar la presencia en redes de una empresa no es ninguna broma. El community manager busca y aporta contenidos de calidad que responden a una estrategia clara, y debe ofrecer resultados medibles.

 ¿Para quién es el trabajo de community manager?

Para aficionados a las redes sociales con conocimientos de marketing, que no tengan problema en estar enganchados al móvil en (casi) todo momento.

Community manager
El community manager debe estar conectado prácticamente toda la jornada laboral.
 ¿Qué necesitas para ser community manager desde casa?

Un ordenador con conexión a Internet y algún dispositivo portátil (smartphone o tablet) que te permita monitorizar lo que ocurre en todo momento, sobre todo si hay que gestionar alguna crisis.

Aunque no es 100% imprescindible, es muy recomendable haber realizado algún curso de community management (existe una oferta enorme, tanto presenciales como online), y además muchos de estos programas ofrecen también prácticas en empresa.

El trabajo del community manager consiste básicamente en dos tareas:

  • Generar contenido de calidad en diferentes formatos. Cada red social tiene sus propias reglas y objetivos que debes conocer. También es recomendable que tengas nociones de edición de fotos y vídeo.
  • Atraer seguidores y generar una relación con ellos, resolviendo dudas y respondiendo a sus comentarios.

Además de tener ciertos conocimientos de marketing online, para realizar estas tareas debes conseguir un tono de comunicación adaptado a la marca, saber curar contenidos y controlar las estadísticas de cada plataforma.

También debes estar al día de las novedades: las redes sociales evolucionan muy rápido, y en seis meses todo puede cambiar mucho.

  ¿Cómo conseguir trabajo como community manager?

La mayoría de portales generalistas, como InfoJobs, Freelancer, o Indeed publican ofertas de community manager, en bastantes casos para trabajar en remoto. En Working Nomads también las encontrarás, y muy buenas, pero en inglés.

Para aumentar las posibilidades de que te contraten, predica con el ejemplo: ten presencia en varias redes sociales, sé activo y cuenta con un número de seguidores razonable. Es la mejor carta de presentación.

¿Cuánto cobra un community manager?

Dependerá de tu experiencia y el tipo de cliente. Si llevas varios perfiles de empresa a la vez, es importante que pactes en cada caso el número de publicaciones al mes y el horario en el que vas a estar disponible para responder comentarios.

Lo ideal es que calcules tu precio por hora y un mínimo por cliente (por ejemplo, 200 € por gestionar el perfil de una pyme). Para que tengas una referencia, un community manager a tiempo completo suele cobrar entre 900 y 1.800 € al mes en España.

10. Vlogger en YouTube

Cada vez se consume más contenido en formato vídeo, y como consecuencia, cada vez más gente gana dinero desde casa con un canal de vídeo en YouTube.

Existen dos tipos de canales que pueden monetizarse:

  • Los de entretenimiento, donde el vlogger comparte videos divertidos o sobre su día a día.
  • Los educativos, donde el autor comparte sus enseñanzas sobre un tema concreto, como por ejemplo cocina, fitness o finanzas.
Canal recetas Youtube
Ejemplo de un canal de recetas en Youtube.

Por eso, si puedes aportar conocimientos o diversión, a medio plazo sí es posible ganarte un dinero extra con un canal de YouTube.

 ¿Para quién es el trabajo de vlogger?

Para personas con desparpajo delante de la cámara que deseen conseguir un complemento a su sueldo, con la posibilidad de que a largo plazo se convierta en su principal fuente de ingresos.

 ¿Qué necesitas para ser vlogger?

Fundamentalmente, disponer de tiempo y tener algo que enseñar o un sentido del humor innato. También es importante poseer conocimientos de edición de vídeo e imagen, para crear las portadas y añadir cortes y efectos a tus vídeos.

Si cumples estos requisitos, solo necesitas una cámara, micro y dedicación para crear tu propio canal y empezar a publicar tus videos. Al principio te costará conseguir suscriptores y visitas, pero con paciencia y diferenciándote del resto de vloggers puedes conseguir buenos resultados a medio plazo.

 ¿Cuánto gana un vlogger en YouTube?

Para hacer un cálculo real, estima que, en promedio, la publicidad de YouTube paga entre 0,20 y 3 euros por cada 1.000 visualizaciones de un vídeo.

Suponiendo que YouTube te pagase 1 euro por cada 1.000 visualizaciones, y cada semana subieras un vídeo que consiguiera 75.000 visualizaciones, tus ingresos serían de aproximadamente 300 euros al mes.

Afortunadamente, también existen otras alternativas de aumentar los ingresos:

  • Contactar con empresas para poner su publicidad en tus vídeos
  • Vender tu propio merchandising personalizado con el logo de tu canal (esta es la principal fuente de ingresos de muchos youtubers populares)
  • Aceptar donaciones con Patreon

Más empleos para trabajar desde casa

Ahora ya conoces los mejores empleos para generar ingresos desde casa, pero también hay otras formas de trabajar en remoto.

11. Vender online mediante dropshipping

Crear una tienda online que sirva los productos por dropshipping es otro método popular para teletrabajar por cuenta propia.

El dropshipping consiste en encontrar un fabricante de un tipo de productos y crear una tienda online donde recojas pedidos de esos productos. Pero quién hace los envíos y se ocupa de las cuestiones logísticas es el fabricante, no tú.

El dropshipper más popular es Amazon, ya que en muchas ocasiones guarda él mismo el stock y envía los productos de otras empresas a cambio de una comisión.

 ¿Para quién es el trabajo de dropshipper?

Para personas decididas que hayan detectado una oportunidad de mercado con un tipo producto y quieran generar un sueldo extra con ello.

 ¿Qué necesitas para ser drophispper?

Lo más importante es encontrar un proveedor con precios competitivos y de confianza, ya que el sistema solo consiste en comprarle el producto y venderlo al público final a través de tu web o la plataforma, añadiendo tu margen al precio.

Mucha gente usa proveedores chinos para conseguir mejores precios, pero en ese caso la gestión de la logística puede ser bastante complicada. Afortunadamente, existen webs como Oberlo que te ponen en contacto directamente con fabricantes que trabajan con dropshipping.

Dropshipping Oberlo

También necesitarás unos conocimientos mínimos de marketing online, como creación de páginas web y posicionamiento en buscadores.

  ¿Cuánto gana un dropshipper?

El margen de beneficio suele estar entre el 20 y el 50%, y a partir de ahí los ingresos dependerán de la demanda de tu producto y su precio. Conozco gente que está generando más de 4.000 euros de beneficio mensual con este sistema, pero la mayoría se sacan un sobresueldo de 300 a 1.000 euros.

El inconveniente de este sistema es que si no llega el envío o hay que atender una devolución, los clientes te reclamarán a ti y tendrás que resolver la incidencia con el fabricante.

12. Cuidador de mascotas en tu casa

Irse de vacaciones cuando se tiene una mascota implica tener que dejarlos al cuidado de familiares para que los atiendan o contratar una residencia de animales. Sin embargo, en estas últimas puede haber malas experiencias o un trato no tan personalizado como el que queremos para nuestros animales.

Trabajo cuidador de mascotas

Por eso, hay quien ofrece su casa como residencia con la garantía de que tratará a la mascota como si fuera propia.

 ¿Para quién es el trabajo de cuidador de mascotas?

Para personas con buena mano con los animales, y una casa lo suficientemente grande como para alojar a varios sin conflictos.

Si tienes conocimientos extra como entrenador canino o veterinaria, mucho mejor, pero no es en absoluto imprescindible.

 ¿Qué necesitas para ser cuidador de mascotas en casa?

Necesitas una casa en la que los animales se puedan sentir cómodos. Con varias estancias separadas por si la convivencia no es buena.

Además, es recomendable tener cerca un parque o una zona para dar paseos con perros.

Otros consejos:

  • Calcula cuántos animales puedes tener en casa sin que perjudiquen una buena convivencia entre ellos (y sin que los vecinos se quejen).
  • Ten animales propios. O si no, es imprescindible que los hayas tenido en algún momento de tu vida, para saber cómo reaccionar en determinadas situaciones (por ejemplo, dar una pastilla).
  • Conoce un veterinario de confianza, por si hay algún imprevisto durante la estancia.
  • Mantén el contacto con los dueños. Agradecerán que les mandes fotos de sus animales mientras están fuera, y que les tengas al día de las novedades.
  ¿Cómo conseguir trabajo como cuidador de mascotas?

Empieza por darte de alta en plataformas como Gudog o Holidog. A medida que vayas teniendo buenas valoraciones irás ampliando tu cartera de clientes.

Aunque este trabajo está pensado para conseguir unos ingresos extra (es complicado sacarse un sueldo todos los meses), si quieres ser más profesional puedes crear una página web ofreciendo tus servicios.

  ¿Cuánto cobra un cuidador de mascotas?

El promedio por cada mascota ronda los 15/20 euros diarios. Esto incluye alojamiento, comida y paseos si es necesario. También tendrás que dar medicación (que proporciona el dueño) en determinados casos.

13. Vendedor de artesanía en Etsy

Si se te dan bien las manualidades, puedes venderlas por Internet sin necesidad de montar una web gracias a Etsy.

Etsy es un mercado digital especializado en artesanía y manualidades donde puedes anunciar y vender tus creaciones, a cambio de un pago simbólico por cada anuncio y una comisión por venta.

Vender artesanía en Etsy

La principal ventaja de esta plataforma es que su audiencia es amplia y está concienciada, por lo que no les sorprenderá tener que pagar más si el producto está hecho a mano y es único.

 ¿Para quién es el trabajo de vendedor en Etsy?

Para gente con habilidad para las manualidades o la artesanía, o que tenga antigüedades en casa y quiera ganarse un sobresueldo por Internet.

 ¿Qué necesitas para vender en Etsy?

Básicamente necesitas tiempo y talento para crear las manualidades o piezas artesanales, o poseer artículos vintage que puedan tener cierto valor.

Luego deberás crearte una cuenta en Etsy e incluir buenas fotografías de tus productos, además de encargarte de atender a los clientes y gestionar los envíos.

También es interesante poseer conocimientos básicos de marketing digital para promocionar tu tienda a través de las redes sociales.

 ¿Cuánto gana un vendedor en Etsy?

No es fácil calcular un promedio de ganancias ya que dependerá de lo que tardes en producir cada artículo y el precio de venta. En cualquier caso, Etsy cobra una comisión del 6,5% sobre el precio del producto y un pequeño pago de 0,2 dólares cada 4 meses por cada producto que listes.

Para que tengas una referencia, los vendedores más populares de esta plataforma en USA pueden llegar a ganar hasta 46.000 dólares al año, pero no es lo común. La mayoría se suele sacar un sobresueldo de 50 a 200 dólares mensuales.

14. Crear una tienda online

El volumen de facturación de los ecommerce en España no deja de crecer y con razón. Crear una tienda online no es excesivamente complicado y ofrece numerosas ventajas:

  • Acceso a un público potencial mucho mayor al eliminar barreras físicas
  • Vender en piloto automático las 24 horas del día
  • Requiere una inversión inicial bastante inferior que un negocio físico
  • El margen de beneficio suele ser elevado

Aunque crear la plataforma de venta sea sencillo, construir una tienda online rentable requiere vender los productos adecuados, atraer el público correcto y obtener un margen elevado por venta que te permita invertir en publicidad.

 ¿Para quién es el modelo de negocio de tienda online?

Crear un ecommerce es una opción interesante para personas con cierta experiencia en el entorno digital y que quieran construir un negocio a largo plazo. También para gente organizada y con capacidad para realizar una pequeña inversión inicial.

 ¿Qué necesitas para crear una tienda online?

Lo más importante es encontrar un nicho de mercado que equilibre la demanda con la competencia, puesto que los más rentables suelen ser también los más competidos.

Luego deberás seleccionar un producto que cubra ese nicho e identificar un proveedor que lo fabrique barato para conseguir el mayor margen posible por venta. La mayoría lo busca en China a través de Aliexpress, pero asegúrate también que sea fiable.

A continuación, tendrás que invertir en el stock inicial de productos y, para venderlos, te resultará muy útil tener conocimientos de marketing digital, publicidad online y SEO.

Luego deberás familiarizarte con plataformas de creación de tiendas online como Shopify, Woocommerce o PrestaShop, aunque también puedes delegar esta parte.

Y, finalmente, será necesario contratar un operador logístico que guarde el inventario y gestione los envíos (aunque también puedes hacerlo tú mismo), y ofrecer un canal de comunicación para dar soporte a clientes.

  ¿Cuánto se puede ganar con una tienda online?

Depende principalmente de la demanda que tenga el producto y el tráfico que reciba tu ecommerce. Conozco tiendas online que facturan desde 2.000 euros mensuales hasta otras que superan los 50.000.

Un objetivo realista sería alcanzar los 2.000 euros mensuales en el primer año de vida de tu ecommerce. Sin embargo, lo importante es el beneficio por venta, de ahí que encontrar un proveedor fiable que te ofrezca un buen margen es fundamental.

15. Comprar y vender de webs

Si tienes conocimientos de marketing digital y SEO puedes plantearte trabajar en la compraventa de páginas web.

Consiste básicamente en comprar una web, mejorarla para aumentar su valor en el mercado y venderla a un precio superior. Vamos, como cuando alguien compra un piso para reformarlo y venderlo más caro.

Cuando identifiques una web que pueda optimizarse para generar más ingresos, deberás realizar un estudio previo para reducir riesgos. Averigua por qué se vende la web, cuánto tráfico recibe, qué estrategias de posicionamiento se han aplicado y cuál es su nivel real de ingresos.

Como no es fácil recopilar esta información por tu cuenta, existen marketplaces de compraventa de webs como Flippa o Empire Flippers que lo hacen por ti a cambio de una comisión.

Para conseguir grandes rentabilidades, deberás comprar webs que facturen poco pero tengan mucho margen de crecimiento —o crear tú una nueva web y venderla cuando esté generando ingresos.

En la compraventa de páginas web el retorno de la inversión no es rápido, pero si lo haces bien puedes conseguir grandes márgenes de beneficio con cada venta.

 ¿Para quién es el trabajo de compraventa de páginas web?

Para personas con conocimientos avanzados de marketing digital, capaces de realizar una inversión inicial y pacientes —los resultados se obtienen a medio plazo.

 ¿Qué necesitas para dedicarte a la compraventa de webs?

Fundamentalmente necesitarás conocimientos de diseño web, posicionamiento orgánico y optimización de conversiones.

También deberás poder cubrir costes iniciales como la compra de la web y las comisiones del marketplace.

  ¿Cuánto se puede ganar con la compraventa de páginas web?

Aunque es un sistema lento y no exento de riesgos, su potencial económico es muy alto.

Piensa que las webs se suelen vender por x24-x36 veces su facturación mensual. Por tanto, una tienda online que facture 1.000 euros al mes se puede vender por 36.000.

Si la compraste por 7.200 euros cuando facturaba 200 euros al mes, tu margen de beneficio habrá sido de 28.800 euros.

16. Comprar y vender dominios

Si te gusta investigar modas o tendencias, y la compraventa de páginas web te parece complicada, otra opción es trabajar desde casa invirtiendo en dominios.

La idea, en realidad, es muy sencilla:

  1. Identificas oportunidades que vayan a ser tendencia en un futuro próximo (por ejemplo, con Google Trends)
  2. Compras un dominio relacionado por un precio bajo —un dominio nuevo suele costar entre 9 y 20 euros al año
  3. Esperas a que la tendencia explote para vender el dominio a un precio muy superior

El principal inconveniente es que existe mucha competencia y encontrar buenas oportunidades es difícil. Pero cerrar un trato asequible por un dominio que te ha costado unos pocos euros es relativamente sencillo.

 ¿Para quién es la compraventa de dominios?

Para personas curiosas, creativas y que se mantengan al día en las nuevas tendencias digitales. También deben ser pacientes, porque un dominio puede tardar años en revalorizarse.

 ¿Qué necesitas para dedicarte a la compraventa de dominios?

Una vez hayas identificado algunas tendencias, necesitas comprar varios dominios relacionados. Tienes algunas opciones para hacerlo:

Para vender el dominio, puedes ponerte en contacto con empresas que tengan actividad en ese sector o ponerlo en subasta.

Ten presente que los dominios más cotizados cumplen una serie de normas:

  1. Consisten en una sola palabra (coches.com, seguros.es)
  2. Incluyen palabras con muchas búsquedas en Google
  3. Son tendencia actual
  ¿Cuánto se gana comprando y vendiendo dominios?

Te sorprendería lo que las empresas están dispuestas a pagar por un dominio que cumpla con sus necesidades.

Si hubieras registrado nft.com cuando las criptomonedas y NFTs no eran tendencia, lo habrías vendido en 2021 por 2 millones de dólares. Lógicamente estas cifras no son las habituales, y lo normal es vender cada dominio por entre 100 y 500 euros, por lo que con una cartera amplia de dominios puedes llegar a conseguir un sueldo entero.

17. Social media manager

¿No te acuestas sin revisar los Trending Topics y TikTok está entre tus aplicaciones preferidas? En ese caso podrías plantearte trabajar desde casa administrando redes sociales.

Se trata de un nuevo perfil profesional que surgió a raíz del boom de las redes sociales y se prevé que continúe aumentando su demanda gracias a la digitalización de negocios.

Un administrador de redes sociales o social media manager se encarga de los aspectos estratégicos de las redes. Sus funciones se centran en definir los objetivos, elaborar la estrategia de contenidos para cada red social y supervisar al community manager, que es quien se encarga de interactuar con la comunidad.

¿Para quién es el trabajo de social media manager?

Para amantes de las redes sociales, personas organizadas, analíticas y que se manejen bien trabajando con varios clientes a la vez.

 ¿Qué necesitas para ser social media manager?

Físicamente sólo necesitarás un móvil y un ordenador, ambos con conexión a Internet, por lo que es un trabajo ideal para ser realizado en remoto.

Necesitarás conocimientos de marketing en redes sociales, por lo que si no los tienes es recomendable que te formes con algún curso. Encontrarás multitud de ellos, tanto gratuitos como de pago.

También es recomendable que cuentes con alguna experiencia de éxito, tanto con tus propios perfiles como con otras marcas.

 ¿Cómo conseguir trabajo como social media manager?

En plataformas como LinkedIn, InfoJobs o Domestika encontrarás bastante demanda, ya que administrar las redes suele ser una de las primeras tareas que se delegan (normalmente por falta de tiempo o conocimientos).

Sin embargo, cada vez hay más competencia, por lo que te recomiendo especializarte en una red social (por ejemplo, TikTok) o en un tipo de cliente (por ejemplo, clínicas dentales).

Puedes aprovechar también tu propia presencia en redes para promocionarte y hacer networking. Conozco casos que han conseguido a sus mejores clientes simplemente por atreverse a enviar un mensaje directo ofreciendo sus servicios.

  ¿Cuánto cobra un social media manager?

Como referencia, un administrador de redes sociales en España suele cobrar unos 24.000 euros brutos al año.

Si trabajas como freelance, lo habitual es fijar una cuota que ronde los 10-25 euros/hora, aunque dependerá de tu experiencia y el cliente con el que trabajes.

18. Podcaster

Crear un podcast es una excelente opción para trabajar desde casa ya que no requiere de apenas infraestructura.

Los podcasts se han popularizado mucho porque pueden consumirse en prácticamente cualquier lugar o circunstancia, ya sea conduciendo, cocinando o haciendo running. Dada la enorme oferta de contenidos audiovisuales, esto supone una enorme ventaja.

 ¿Para quién es el trabajo de podcaster?

Para personas enérgicas con buena dicción que no se sienten cómodas delante de una cámara.

También es una opción interesante si divulgas contenido que no requiera de soporte visual, como reseñas de libros, tertulias, meditaciones, informativos o entrevistas.

 ¿Qué necesitas para crear un podcast?

Lo fundamental es encontrar una temática que suscite interés en una pequeña audiencia, habilidades comunicativas y tiempo para preparar, grabar y editar cada episodio.

En cuanto al equipamiento básico necesitarás un micrófono, un ambiente para grabar con buena acústica y sin ruidos, un software para editar el audio (Garageband o Audacity son gratuitos) y una plataforma donde alojar y promocionar tu podcast (como iVoox o Spotify).

  ¿Cuánto se puede ganar con un podcast?

Un podcast por sí solo no genera demasiadas ganancias porque la mayoría de plataformas pagan alrededor de 1 euro por cada 250-300 reproducciones. Sin embargo, puedes sumarle otras formas de monetización como:

  • Patrocinios. Con una media de 1.000 oyentes y 3-4 episodios al mes puedes cobrar unos 75-100 euros mensuales por poner publicidad. Un ejemplo es Jana Fernández y su podcast A Guide To Live Well.
  • Suscripciones. Puedes crear contenidos de pago y ofrecerlos a tus oyentes a cambio de un pago mensual. La mayoría de suscripciones rondan los 10-20 euros al mes por oyente, como hacen en asilohacemos.com
  • Marketing de afiliación. Si te posicionas como un experto en la temática para tu oyentes, puedes recomendarles servicios o productos sobre ese nicho y monetizarlos con enlaces de afiliado, como en el podcast Libros para emprendedores.
  • Venta de productos y servicios. Y, si vendes tus propios productos o servicios, también puedes usar el podcast como canal donde promocionarlos como hace Oscar Feito con su curso Podcasting fácil.

19. Vender arte o diseños online

Hasta hace poco para vivir de tus creaciones artísticas tenías que depender de galerías, tiendas de arte o recorrer decenas de exposiciones. Sin embargo, gracias al auge del comercio electrónico, cualquier artista o diseñador puede vender hoy sus obras sin salir de casa.

Internet ofrece multitud de canales para exponer tus obras y conseguir visibilidad, pero ten en cuenta que se trata de un mercado competido y deberás implementar diferentes estrategias de marketing para conseguir clientes.

 ¿Para quién es la venta de arte y diseños online?

Para artistas y diseñadores que quieren ampliar su cartera de clientes o personas con habilidades artísticas que deseen monetizar su hobby.

 ¿Qué necesitas para vender tu arte y diseños online?

Disponer de diseños u obras para vender, tener tiempo para continuar creando bajo demanda y compaginarlo con la gestión de pedidos.

Para vender tus obras necesitarás uno o varios canales de promoción, como por ejemplo:

  • Crear tu propia tienda online con Shopify o WooCommerce
  • Publicar tus obras en redes sociales como Instagram o Facebook y vender a través de ellas
  • Exponer tus obras en marketplaces especializados como ARTEnet, Society6, ArtStation o Etsy

Por último, es recomendable tener conocimientos de marketing y publicidad para destacar en un mercado donde hay bastante competencia. Los tres pilares son:

  • Crear un estilo único y personal que se convierta en una marca
  • Lanzar campañas publicitarias en redes sociales
  • Colaborar con otros artistas para aumentar tu visibilidad
  ¿Cuánto se puede ganar vendiendo arte y diseños online?

El diseñador Traf, por ejemplo, consiguió ganar más de 100.000 dólares en tan solo 6 días. Pero casos como el suyo son la excepción, y ten en cuenta que tardó 7 años en lograrlo.

En cualquier caso, los ingresos pueden ser muy volátiles. Tus beneficios dependerán de variables como el tiempo que tardes en crear cada pieza, su precio, tu audiencia y el coste del canal de ventas.

Por ejemplo, si vendes diseños para artículos en Society6 recibirás solo el 10% de la venta —pero es un ingreso pasivo porque ellos se encargan de todo el proceso de impresión del diseño y envío. En cambio, si los vendes a través de las redes sociales, obtendrás el 100% pero deberás asumir todo el trabajo.

20. Publicar ebooks

Escribir y publicar ebooks es un trabajo ideal para realizar desde casa porque no requiere apenas recursos y, gracias a las plataformas de autopublicación, ya es posible comercializarlos sin la intervención de editoriales.

Estas plataformas te ayudan a dar formato y publicar tus ebooks, ofrecen márgenes de venta atractivos y algunas incluso incluyen impresión y envío de ejemplares físicos a demanda.

 ¿Para quién es la publicación de ebooks?

Para personas con conocimientos sobre una temática que prefieran la sencillez de compartirlos por escrito o quieren evitar la complejidad de edición de formatos como el vídeo o audio.

También es para amantes de la literatura de ficción que desean lanzar su primera novela sin tener que pasar por el esfuerzo de encontrar una editorial.

 ¿Qué necesitas para escribir y publicar ebooks?

Necesitarás un ordenador con conexión a Internet para documentarte, escribir y darle formato al ebook. La portada la puedes diseñar tú, usar una herramienta de inteligencia artificial o encargársela a un diseñador o ilustrador freelance,como los que puedes encontrar en Upwork.

Existen multitud de plataformas para autopublicar ebooks pero te recomiendo empezar con Kindle Direct Publishing. Es simple de usar, el margen por venta es atractivo (70%) y estarás vendiendo tu ebook en uno de los mayores marketplaces de comercio electrónico del mundo (Amazon).

Finalmente, ten en cuenta que se trata de un mercado bastante competido porque su barrera de entrada es baja. Así que te resultará útil contar con conocimientos de marketing o la ayuda de un experto para definir una estrategia publicitaria.

  ¿Cuánto se puede ganar publicando ebooks?

Al tener un precio bajo (entre 5 y 15 euros), necesitarás vender muchas unidades para generar unos ingresos significativos. Una cifra realista, si tu libro adquiere visibilidad en Amazon y realizas una mínima inversión en anuncios, es ganar alrededor de 300 euros al mes por ebook publicado —eso sí, son ingresos totalmente pasivos.

21. Vender fotos y vídeos de stock

Encontrar imágenes o vídeos libres de derechos no siempre es fácil, motivo por el que las plataformas de stock son cada vez más populares.

Estas plataformas permiten a sus usuarios adquirir y descargar elementos audiovisuales para sus canales de vídeo, web o redes sociales. El cliente paga por descarga o mediante la suscripción a la plataforma, y una parte de estas ganancias se destinan al autor.

Si te apasiona la fotografía o videografía, ya sea en tu tiempo libre o de manera profesional, puedes registrarte en una plataforma de stock de fotos y vídeos y vender tus creaciones sin tener que salir de casa.

 ¿Para quién es la venta de fotos y vídeos de stock?

Para personas creativas, amateurs o profesionales, con talento para capturar fotos o vídeos y que quieran sacarse un sobresueldo.

 ¿Qué necesitas para vener fotos y vídeos de stock?

Lo primero es que te guste la fotografía o videografía, y luego que tengas cierto talento para ello.

Además, para lograr resultados de calidad es importante contar con el escenario, personajes (cuando sea necesario), condiciones de luz y cámara adecuados —aunque hoy en día hasta con un smartphone y apps de edición como Snapseed puedes hacer virguerías.

Por último deberás registrarte como creador de contenido en plataformas como Foap, Shutterstock, iStockPhoto o Storyblocks y promocionar tus creaciones entre las personas o comunidades interesadas.

  ¿Cuánto se puede ganar vendiendo fotos y vídeos de stock?

Plataformas como Shutterstock o Storyblocks te pagarán entre un 15% y un 40% del precio de venta por cada descarga.

Estos ingresos también suelen variar según las suscripciones activas o total de descargas de la plataforma. Lo habitual es que tengas que vender mucho para generar unos ingresos decentes, por eso hay poca gente que se gane la vida únicamente con esto.

Y, aunque en Foap puedes conseguir cientos de dólares por venta, la barrera de entrada es mayor porque funciona por encargo y no siempre podrás crear lo que el cliente solicite.

22. Tutor online

Los tutores online están cada vez más demandados, ya que permiten ahorrar tiempo y desplazamientos a la vez que proporcionan al alumno una formación más adaptada a sus necesidades.

¿Para quién es el trabajo de tutor online?

Para personas con dotes para enseñar y conocimientos avanzados o experiencia en una determinada materia.

¿Qué necesitas para ser tutor online?

Lo más importante es disponer de conocimientos o un título oficial en una determinada temática, como matemáticas, inglés, física o informática.

También es necesario poseer habilidades para educar como comunicación, liderazgo o empatía.

También necesitarás un ordenador con conexión a Internet, una webcam y conocimientos básicos de herramientas como Zoom o Google Meet para videoconferencias.

¿Cómo conseguir trabajo como tutor online?

Lo más sencillo para empezar es inscribirte en plataformas como GoStudent o TutorMe.

Suelen exigir título oficial o una prueba de conocimientos inicial y son poco flexibles a la hora de tarificar las tutorías, pero a cambio ofrecen mucha visibilidad y se encargan de gestionar los pagos y agenda por ti.

Más adelante podrías crear un blog para captar alumnos o incluso vender infoproductos complementarios a tus tutorías, como un ebook o un curso online.

  ¿Cuánto se puede ganar siendo tutor online?

Un tutor online suele cobrar entre 12 y 25 euros por hora, aunque dependerá de la plataforma o el acuerdo al que llegue con cada alumno.

Portales web para encontrar trabajo desde casa

Aunque siempre te voy a recomendar que emprendas tu propio negocio, si prefieres trabajar por cuenta ajena desde casa existen dos tipos de portal donde podrás encontrar ofertas de trabajo:

  • Las webs con ofertas a tiempo completo o parcial, donde en el propio perfil se especifica si será en remoto. Si estás en búsqueda activa de empleo, date de alta y ponte alarmas que filtren por palabras clave como «en casa» o «en remoto» para que te avisen si sale alguna oferta que encaje.
  • Portales que ofrecen tareas puntuales para realizar desde casa. Actuarás como freelance, cobrando por cada trabajo que completes, aunque en muchas ocasiones si el cliente termina satisfecho te ofrecerá proyectos más duraderos.

A continuación encontrarás algunas de las webs más populares y útiles:

Portales de trabajo a tiempo completo/parcial

Amazon Jobs. Es una de las multinacionales de referencia y da trabajo a más de 90.000 personas en todo el mundo. Suelen tener abiertos varios puestos de vendedor en remoto, atención al cliente, IT o project manager, entre otros. Aquí encontrarás sus ofertas de trabajo en remoto.

Appen. Una empresa de servicios tecnológicos australiana que brinda oportunidades en más de 100 países, dando servicio a algunas de las compañías más grandes del mundo. En su web encontrarás trabajos de evaluador de buscadores, traductor y teleoperador.

Liveops. Si buscas trabajo como teleoperador en remoto, no puedes dejar de consultar Liveops. Esta empresa da empleo a más de 20.000 agentes independientes que trabajan desde casa, en sectores como el turismo, las telecomunicaciones, asistencia en carretera, finanzas o seguros. Tienen sede en USA pero encontrarás empleos que demandan idioma español.

Lionbridge. Lionbridge tiene sede en USA, y ofrece puestos de trabajo en remoto a tiempo parcial y completo. Están muy especializados en servicios de traducción, empleando a más de 100.000 personas, pero actualmente también trabajan en varias otras áreas.

InfoJobs. Es uno de los portales de empleo más conocidos en España, y hasta hace poco tenía un apartado específico para freelance. Ahora esas ofertas están integradas en su portal general, pero son muy fáciles de localizar filtrando la búsqueda.

Jooble. Jooble es un metabuscador de empleo, ya que rastrea las ofertas publicadas en sitios corporativos, páginas de anuncios, portales web de empleo y empresas reclutadoras. Tiene presencia en más de 64 países y podrás encontrar rápidamente ofertas de trabajo en remoto usando filtros como este.

Indeed. También es un metabuscador de empleo, está presente en 50 países y se ha convertido en el portal de referencia de Estados Unidos. Tiene más de 250 millones de usuarios mensuales y podrás acceder a las ofertas de teletrabajo desde este mismo enlace.

Portales para freelance o microtrabajos

Workana es uno de los portales de trabajo en remoto de referencia en lengua hispana. El cliente lanza un proyecto y los freelance contestan directamente con su oferta. Es una plataforma muy ágil y cada día hay nuevas ofertas, pero la competencia es alta y los precios, en general, mejorables.

Freelancer. Los trabajos que ofrece suelen estar relacionados con temas tecnológicos (programación, diseño, edición de vídeo, etc). Se publican muchísimas ofertas, tanto para proyectos puntuales como para colaboraciones a largo plazo, aunque también existe competencia por acceder a ellas. La plataforma gestiona el pago y se lleva una comisión.

Fiverr. Aquí es el freelance quien publicita sus servicios y el cliente el que se pone en contacto. Está organizado en categorías: diseño gráfico, marketing digital, redacción y traducción y programación, entre otras. La plataforma funciona como intermediario, reteniendo el pago hasta que el cliente da el visto bueno. El inconveniente es que los honorarios que se ofrecen no suelen ser demasiado altos.

Upwork es una de las más usadas en inglés. Funciona casi como una agencia de contratación al uso: el cliente ofrece un proyecto y la plataforma le propone los profesionales más adecuados para ello. Se caracteriza por filtrar a los freelance que tiene en cartera para cada oferta. Una vez pasas esta pre-selección, tendrás más posibilidades de conseguir el trabajo.

Guru es otra de las plataformas más conocidas en inglés. Abrir tu cuenta como freelance es gratuito, y a partir de ahí solo tienes que contestar a las ofertas que te interesen. El sistema de pagos es bastante personalizable: por proyecto, por fecha o por objetivos.

Startups que ofrecen trabajo desde casa

Con el boom de las nuevas tecnologías, las startups se han convertido en unas pioneras a la hora de ofrecer trabajos desde casa. Así se ahorran costes de alquiler y pueden acceder más rápidamente a nuevos mercados sin presencia física.

Estas son algunas de las startups que publican ofertas de empleo en remoto:

Mr. Jeff. Se trata de una empresa valenciana con un nuevo modelo de negocio en el sector de la lavandería. Actualmente cuenta con más de 1.000 clientes y están en fase de expansión en América Latina y Asia. En este enlace encontrarás sus ofertas de empleo, muchas de las cuales permiten el teletrabajo.

Fever. Fever es una startup española que ha creado una aplicación que ofrece planes de ocio personalizados según el perfil de sus usuarios. Ya cuenta con más de 100 empleados por todo el mundo, y en su sección de empleo es posible encontrar ofertas compatibles con el trabajo en remoto como programador, copywriter o community manager.

Coverfly. Su modelo de negocio es una aplicación para gestionar y optimizar todos los seguros del cliente desde el móvil. Esta startup cuenta con más de 50 trabajadores y ha sido premiada en varias ocasiones, y dentro de su sección de empleo podrás encontrar varias ofertas que permiten el trabajo en remoto, la mayoría relacionadas con la programación o desarrollo de negocio.

Ironhack. Es una escuela de formación de programadores en plena expansión internacional, con oficinas en España, Alemania, Portugal y México. En su página de empleo suelen publicar ofertas compatibles con el trabajo desde casa.

TravelPerk. Se trata de una startup que pretende convertirse en un gestor integral de viajes de negocio para empresas. Están presentes en varios países de Europa y suelen tener procesos de selección abiertos para representantes de ventas o atención al cliente.

La realidad del trabajo desde casa

Una vez hemos explorado todas las posibilidades, me gustaría hacerte ver que trabajar desde casa tiene grandes ventajas pero también trampas ocultas, por lo que no lo recomiendo para todo el mundo.

Las ventajas de trabajar desde casa

La principal es la sensación de libertad. Eso no significa que vayas a hacer uso de ella (probablemente termines trabajando más horas de la cuenta) pero el hecho de no sentirte atado a un sitio es una sensación muy reconfortante. Si tu motivación principal es esta, busca un trabajo en remoto.

Otras ventajas interesantes son:

  • La libertad de horarios. Tú te organizas el tiempo como mejor te interese. Puedes ir al gimnasio por la mañana, recoger a los niños en el cole o ir al súper cuando está medio vacío.
  • Eres tu propio jefe. Aún cuando trabajes por cuenta ajena, tienes mucho margen para definir los tiempos, las prioridades y la forma en que haces el trabajo. Una vez que te acostumbras a esto, volver a tener jefe cuesta mucho.
  • Movilidad geográfica. El nomadismo digital es una realidad en auge y, aunque requiere disciplina por tu parte, es posible vivir llevando la oficina en la mochila.
  • Evitas desplazamientos. Ahorras el tiempo y dinero que antes gastabas en ir a la oficina, y el estrés del atasco o el agobio del transporte público en hora punta.
  • Conciliación. Te permite cuidar a tus hijos y familiares enfermos o dependientes. O simplemente hacer mucha más vida en casa, algo que puede ser complicado si estás fuera diez horas al día.
  • Inserción laboral. El trabajo desde casa es una gran opción para personas con problemas de movilidad o determinadas enfermedades que complican el trabajo presencial.

Las desventajas de trabajar desde casa

Trabajar desde casa también tiene un lado oscuro del que nadie habla y muchos sufrimos.

  • La soledad. No puedes socializar con tus compañeros, la pausa para el café la haces tú solo y no tienes a quién consultarle cualquier duda. Yo llego a echar mucho de menos esos pequeños contactos humanos.
  • Tu vida social se resiente. Es la consecuencia del punto anterior, y debes tener cuidado porque puedes llegar a recluirte en tu insociabilidad. Cuida tus relaciones y no pierdas la oportunidad de asistir a encuentros reales.
  • Cuesta desconectar. Al tener trabajo y vida personal/familiar en un mismo espacio, es difícil separar ambas cosas. No es raro que te encuentres trabajando por la noche o en fines de semana.
  • Tienes más distracciones. Te levantas un momento a poner una lavadora y te lías tomándote un refresco. Esas pequeñas distracciones son una pérdida de tiempo que debes controlar. Y si vives con más gente puede ser complicado que no te molesten mientras trabajas (sobre todo los niños).
  • Necesitas disciplina. La casa está llena de trampas para procrastinar. Desde echarte una siesta más larga de lo normal hasta poner Netflix cuando no toca. Debes ser muy estricto si quieres sacar el trabajo adelante.
  • Falta de valoración social. Mucha gente te va a mirar raro cuando le digas que trabajas desde casa, y más de uno pensará que lo haces porque no has encontrado un trabajo “de verdad”.

Consejos para trabajar desde casa

Trabajar desde casa supone pasar varias horas al día sentado solo delante de un ordenador. Así que si quieres hacerlo de la forma más saludable posible, tanto a nivel físico como psíquico, hay una serie de consejos que no puedes olvidar:

  • Crea un espacio de trabajo separado. Si no tienes una habitación aparte, intenta al menos crear una división con estanterías, biombos o lo que se te ocurra. Pero que quede claro cuál es el lugar de trabajo y cuál el de ocio.
  • Ponte un horario y cúmplelo. Evita quedarte remoloneando en la cama, pero también trabajar fuera de horas. Procura al menos despejar los fines de semana; cuidar los momentos de desconexión es muy importante.
  • ¡Vístete! Eso de trabajar en pijama te vuelve más descuidado. Levántate, dúchate y ponte ropa cómoda que no sea “de estar por casa”. Es fácil dejarse ir, y si no tienes cuidado con esto puedes descubrir que llevas tres días sin ducharte y sin pisar la calle.
  • Sal de casa. Intenta aprovechar varios momentos para salir, aunque solo sea a comprar el pan. Si la soledad te pasa demasiada factura, prueba a ir a un coworking un día o dos a la semana, para socializar y despejarte la cabeza.
  • Haz deporte. El sedentarismo en casa es doble, porque ni siquiera vas caminando a trabajar. Si encima usas el ordenador, los problemas de espalda son lo más normal del mundo. Hacer deporte es cuidarte, oxigenar la cabeza y el cuerpo y una forma más de desconectar del trabajo.

En resumen

En este mundo cada vez más digitalizado, nunca ha existido un mejor momento para trabajar desde casa. Los trabajos en remoto son la solución ideal para aquellas personas que valoran la libertad por encima de todo, necesitan quedarse en casa por cuestiones de salud o tienen algún ser querido a cargo.

Si llevas tiempo soñando con trabajar desde casa, deja de hacerlo y ponte a buscar. Hay más trabajos en remoto que nunca, y en el futuro todavía va a haber más. No te quedes atrás.

4.7/5 - (30 votos)
0 Compartir
Compartir
Twittear
Compartir